Hita





El cerro de Hita, atalaya natural, fue utilizado ya por los romanos como puesto de vigilancia sobre la calzada de Mérida a Zaragoza. Bajo el dominio árabe la población era conocida como Fita, término de origen latino que significa lugar fijo y sobresaliente

Tras la reconquista siguen conviviendo en Hita cristianos, judíos y musulmanes. La población judía crece hasta alcanzar en el siglo XIV el control económico de la villa, basado principalmente en la producción vinícola. Quizá por este hecho Pedro I crea un centro de recaudación de impuestos en el Castillo de Hita a cargo del judío Samuel Leví







(c) desinmo.com 2019